sábado, abril 18, 2009

Se desplazan por la interestatal diez, camino a Los Angeles, atrás quedo el bosquecito de “ET” cerca de Beaumont, decenas de generadores eólicos que aprovechan los fuertes vientos de ese desierto, ahora certificaron la experiencia en generadores que ya tenían, lee un aviso: Little alhambra, four miles, Pasadena, flecha a la derecha, él inmediatamente piensa en las rosas, y acelera la Vam que relantea, heyy, heey, no sobrepases el limite!!, bueno… no más de tres millas sobre el límite… aquí no nos pelan, oye que exclama su compañero al lado, ajusta la velocidad, retoca el espejo de adentro y se agrandan sus ojos y señala con el pulgar hacía atrás, coño…! no puedo acelerar? ese camionzote nos va a pisar, ¿a pisar? nos va a barrer…! exclama JJ, asomándose por la ventanilla de atrás, -quien iba acostado en el ultimo asiento de la camioneta- tiene un parachoques como el de Mad max, quédate, no te cambies de canal, que pase por el otro canal si quiere volvió a increpar Daniel mirando por el retrovisor de la derecha, dicho y echo, el pesado camión empezó a rebasar y emparejo la Vam por el carril de la derecha, luego disminuyo la velocidad y se fue quedando atrás hasta pararse por completo en el hombrillo, un auto patrullero con luces estroboscopicas azules y rojas se detuvo detrás del camión, verdad, no pelan a nadie..! ¿Cuanto falta para llegar? pregunto, mientras prende la radio y escanea algunas estaciones, deja una con una canción que le es conocida, una vez la oyó en el carro de su amigo Gringo allá en Maturín, cuando construyeron aquella planta de compresión de gas y él, sonriente por la atención prestada a la música dijo: te gusta? te lo regalo y seguidamente lo extrajo del reproductor, no, déjalo oír metiendo nuevamente el CD, me lo prestas y lo quemo, y cómo aquella vez volvió a oír …While the white man sits on his fat can And takes pictures of the navajo. Every time he clicks his kodak pics He steals a little bit of soul. Every time he clicks his kodak pics He steals a little bit of soul... ¿los navajos son apaches? a lo que nadie respondio …A young man from a small town With a very large imagination Lay alone in his room with his radio on Looking for another station... Heeyyy ¿Por qué te sales? voy a conocer el pueblo de alambrita –¿quien carajo es alambrita?- vamos a llegar tarde, no va agarrar la hora pico… y sin responder piensa que manejar sigue siendo su mejor recurso para pensar y que tiene que seguir sincretizando lugares, personas, recuerdos y convirtiendo en lugar común todas sus palabras, buscándole el antes o el después según el caso, para que dejen de ser exclusivas, especiales y así diluirlas para que puedan ser transpiradas, evaporadas… to be continued

Angel Rivero
Abril 17, 2009

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tras leerte, no pueda más que agradecer las lecciones tediosas en la que me repetían que debía dejar macerar los textos, así como el buen vino, para que se oxigenen y ganen en cuerpo y en esencia.

Hay oraciones rescatables, habría que unificar el código ortográfico y repasar montón de acentos que se escapan.

Qué importan el antes o el después si lo que pasó pasó y eso sólo lo rememoran y lo viven, a su manera, claro, las partes involucradas. La energía no se crea ni se destruye, sólo se trasnforma.

To be continued? great!

N

Angel Rivero dijo...

Gracias, N…
Sí, macerar, macerar… oí de las lecciones, pero quizás por acá no hay pretensiones literarias, son más bien misivas al estilo de esas fe de vida de algunos secuestrados de nuestro continente.
Energía… sí, se transforma o sostiene e impulsa según el caso, de eso me ufano en saber…
AR